Regrasamos con mucho HUMOR!!!

La Viejita Adivina

Este era un tipo de 47 años, preocupado por parecer joven; el día de su cumpleaños, decide hacerse un estiramiento de la cara y consulta al Dr. Pereira.
Hecha la cirugía, el tipo sale muy contento de la clínica con su cara nueva.
Se detiene en un puesto de periódicos, compra uno y le pregunta al vendedor: “Dígame amigo, no lo tome a mal pero tengo una curiosidad, quisiera que me conteste una pregunta: ¿cuantos años cree que tengo?”
El diariero le dice “Y, no sé…. unos 32” Contento de la vida, el tipo le dice “en realidad tengo 47 años”
Luego este buen señor entra a un Mc Donalds, pide una hamburguesa y le pregunta lo mismo al cajero.
El cajero le dice “yo le calculo unos 29 años”.
El hombre, cada vez mas agradado, le dice ” No, tengo 47 años”
Luego toma el autobús para volver a su casa, y se sienta al lado de una viejita.
Una vez mas, el tipo hace la pregunta: “Discúlpeme, señora, ¿cuantos años piensa usted que tengo?
La viejita lo miro pensativa con su cara llena de arrugas, y le contesto: “Mire, mijito, yo ya tengo 85 años y no veo bien.
Sin embargo, cuando era joven yo tenia un método para adivinar la edad de los hombres: les metía la mano en el calzoncillo y les decía la edad correcta”
El hombre dudó un poco, pero viendo que no había nadie en el autobús penso: “y bueno, probemos, total…”, y acto seguido le dice a la viejita que comience con su tarea.
La viejita le mete la mano en el bulto, y le franelea los testículos al tipo. Al cabo de exactos diez minutos, la señora dice: “usted tiene 47 años”
El tipo, asombrado exclama: “¡Pero que increíble abuelita !, ¿Dígame, como lo hace?”
Y la anciana le contesta: “Es que yo estaba detrás suyo en la cola del Mc. Donalds”

Pinocho
Como se dio cuenta pinocho que era de madera?
Se mansturbó y se prendio fuego

Suplicio Chino
Un hombre llega a una posada y le pregunta al administrador si tiene un cuarto para pasar la noche. El administrador era un anciano de 120 años de edad recién llegado de Pekín.Este le responde que solo tiene un cuarto en el tercer piso junto al cuarto de su nieta, y se lo ofrece, no sin antes advertirle que si le pasaba algo a su nieta, le aplicaría los 3 castigos chinos. El hombre le asegura que no va a pasar nada y acepta el cuarto. A la hora de la cena, baja por la escalera una Chinita de unos 20 años de edad, muy guapa y sensual.
Durante toda la cena la Chinita no deja de mirar al hombre y éste no podía dejar de pensar en lo que le había dicho el anciano. Por la noche, la tentación fue demasiado fuerte para el hombre y éste pasó mucho, pero que mucho tiempo con la Chinita…cansado volvió a su cuarto a descansar y se durmió.
A la mañana siguiente, amaneció con una roca inmensa encima de su cuerpo con un papel que decía:
Plimel castigo chino: loca encima de cuelpo”. El hombre piensa que si eso era lo peor que podía hacer el pobre anciano no iba a haber mayores problemas, se levanta, carga la roca y la tira por la ventana.
Al tirar la roca por la ventana ve otro papel en el marco de la ventana que decía: Segundo castigo chino: loca amalada a testiculo delecho”. El hombre al ver que la cuerda ya estaba llegando al punto en que más se estiraría, no se lo piensa 2 veces y se lanza por la ventana, “mejor un par de huesos rotos que un huevo menos”.
Cuando va cayendo por el segundo piso, lee un gran cartel en el piso que decía: Telcer castigo chino: ¡testiculo izquieldo amalado a pata de cama!

Tags
Tags en Technorati:

Tags en Blogalaxia:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: